Como ser más sostenible en el 2024
01/09/2024
Cómo ser más sostenible
Noemí González Eguizábal
Ayuda a empresas tanto a nivel estratégico (planes de marketing, sostenibilidad y comunicación), como a nivel ejecutivo, (diseñando y desarrollando acciones y eventos sostenibles, la creación de contenidos). Siempre con una perspectiva sostenible y de género.

Empieza el año y todas las personas (bueno casi todas) se hacen unos nuevos propósitos para el año que entra. Algunas veces los alcanzamos y otras, pues no. Ir al gimnasio, comer mejor y … ¿Cómo ser más sostenible?

Bueno, pues para ayudarte a que seas más sostenible, si es que es uno de tus propósitos (claro que si me estás leyendo debe ser que sí) he escrito este artículo. 

Lo primero es empezar poco a poco, cualquier cambio de hábito que hagas, por pequeño que sea, está bien. (evitemos la ecoansiedad

(Para entender qué es ser sostenible y sobre todo que no se puede ser del todo sostenible, que tenemos que aprender a vivir con incoherencias,  te recomiendo que leas mi post: ¿Se puede ser 100% sostenible? Spoiler: No )

¿Ya? Pues respondamos a  ¿Cómo puedo ser más sostenible?

Ser más sostenible implica adoptar prácticas y hábitos que minimicen el impacto negativo en el medio ambiente y promuevan un equilibrio más saludable entre las necesidades humanas y la conservación de los recursos naturales.  Así como apoyar el cumplimiento de los derechos humanos.

Es decir, tenemos que poner énfasis en el cuidado y regeneración del medio ambiente y la mejora de la sociedad en general. Esto es, tener en cuenta la dimensión ambiental y la dimensión social en nuestro día a día, ya sea a nivel personal cómo dentro de las empresas u otras organizaciones. 

Para ser más sostenible, a nivel medio ambiental y de manera simplificada, deberías pensar en:

  • Contaminación del aire, evitando la emisión de gases de efecto invernadero. 
  • Despilfarro y contaminación del agua
  • El cuidado de los suelos (evitar los residuos y desertificación)
  • Minimizar el uso de recursos naturales: esto incluye petróleo, minerales, metales, árboles, luz solar….

Abruma ¿verdad?

No pasa nada, porque para esto está la regla de las 3 (4 con la regeneración): Reducir, reutilizar y reciclar

Reducir:

Básicamente piensa en cómo reducir:

  •  el uso de recursos y materiales, que se traduce en la reducción del consumo 
  •  los residuos, que se traduce en cambiar hábitos.

¿Qué hacer?

Intenta comprar las cosas que realmente te sean necesarias y que vengan con el mínimo embalaje posible.  Pon atención también a la energía, esto es electricidad (sobre todo si no es de fuentes renovables) , gas, gasoil… Así que recomendamos usar bombillas de bajo consumo, apagar los aparatos eléctricos cuando no se utilicen, hacer un uso razonable de la calefacción…

Qué tener en cuenta…

…a la hora de comprar alimentos, ropa, aparatos electrónicos, productos de higiene

  1. ¿Lo necesitas? Piénsalo. Si es que no, pues no lo compres, y si es que sí ¿hay una alternativa de segunda mano?. 
    1. Mira a ver si el móvil que “necesitas” puede ser uno reacondicionado. 
    2. Si estás valorando comprar coche ¿crees que las opciones actuales de alquiler por horas/días cubren tus necesidades?
  2. La proximidad: Que se hayan producido lo más cerca de ti que sea posible. En los alimentos es más fácil, otros bienes como como la ropa, aunque se haya cosido en España, saber de dónde viene la materia prima es complicado. 
  3. Las condiciones laborales de quien lo ha manufacturado ¿crees que se cumplen los derechos humanos? Piensa que si una camiseta tiene un precio de 2€ y se ha hecho en Bangladesh o China, ¿crees que habrá pagado un precio justo a los trabajadores?
  4. El embalaje:  fruta y verdura a granel, pasta de dientes sin caja, jabón y gel en pastilla sin envoltorio de plástico. … Existe la posibilidad de comprar productos de limpieza del hogar reutilizando envases de plástico. ¡¡¡Evita el sobre embalaje!!!
  5. Eficiencia y consumo energético: La opción que consuma o haya consumido en su proceso de fabricación menos electricidad.
  6. Reciclabilidad: La alternativa que tenga mayor porcentaje de material reciclado y/o sea más fácil de reciclar
  7. Monomaterial: elige productos con la menor variedad de materiales diferentes: mejor una bolsa de plástico (que reutilices, claro) , que una que tenga plástico y papel, mejor botella de plástico que un brick. Los productos monomateriales son más fáciles de reciclar. 
  8. Opta por productos ecodiseñados, será más fácil que sus partes se puedan reparar, reutilizar y reciclar.  

Otros hábitos a adoptar para ser más sostenible:

  • Comer menos y cocinar más. (Ésta es una reflexión que tuvimos mi amiga María Retuerto y yo)
    • Comer menos: en los países del norte estamos sobrealimentados. Producir sobre todo la carne , supone un consumo masivo de recursos naturales y muchas emisiones de gases de efecto invernadero. Así que si comemos menos, preferiblemente reduciendo el consumo de alimentos de origen animal, estamos ayudando a la no destrucción del entorno natural 
    • Cocinar más: al comprar los productos en crudo o bruto y hacer las elaboraciones en casa, se  evita comprar productos procesados que siempre, siempre, llevan embalaje y los han transportado. Algunos consejos para una compra más sostenible aquí
  • Cuando tengas que ir de un sitio a otro, es decir, te  desplaces intenta hacerlo siguiendo este orden:
  1. Caminando
  2. En bicicleta no eléctrica
  3. En bici eléctrica
  4. Metro
  5. Autobús
  6. Coche particular – y ahora estás pensando, el mío es eléctrico. Bien, lo importante es con qué electricidad recargas el coche, porque si no es renovable, lo único que hacemos es desplazar las emisiones de CO2 y si es renovable, piensa que las placas solares y los molinos están hechos con materiales, con una vida útil y que acabarán siendo residuos.

(Si estás pensando en desplazamientos más largos, más de 50 km, puedes mirar el listado completo pinchando aquí )

Reutilizar y Reciclar: 

  • Reutiliza al máximo los objetos, si ya no los necesitas, véndelos en plataformas de segunda mano o dónalos a organizaciones que los puedan reutilizar. 
  • Reciclar: deposita lo que no puedas o se pueda reutilizar en el contenedor de reciclaje correspondiente y confía en que se le vaya a dar una segunda vida a los materiales y que el residuo no acabe en vertedero o incineradora.

Regenerar el entorno natural

  • Participa en actividades de limpieza del entorno como de playas, bosques….
  • Participa en actividades de reforestación tanto de bosques como en los océanos.

Personalmente te recomiendo que lo hagas y disfrutes del entorno natural, no que busques una organización que lo lleve a cabo y, simplemente, dones una cantidad de dinero. 

Recuerda que cada pequeña acción cuenta, y ser consciente de tus elecciones diarias puede marcar la diferencia para un presente más sostenible.

Y ahora ¿Sabes cómo ser más sostenible?

 

Blog

Noticias, reflexiones, artículos… todo sobre sostenibilidad.